Protejamos a los defensores de los derechos humanos

Desde enero del 2016 hasta hoy han asesinado a más de 397 líderes sociales (fecha de corte: 16 de agosto del 2018). Han acabado con la vida de defensores de los derechos humanos, de quienes buscaban la paz y la construían, quienes eran guardianes del medio ambiente y luchaban con sus comunidades en contra de las desapariciones forzadas, homicidios, tortura, violencia sexual, abuso del poder político y cualquier acto de discriminación.

Indígenas, campesinos, afrodescendientes, LGBTI y mujeres que hasta su muerte no se dieron por vencidas (os) a la hora de defender todos los derechos consagrados en la Constitución Política de Colombia.

En Colombia siguen atentando contra la vida de los defensores de los derechos humanos y silenciando sus voces pero a pesar del riesgo, todavía hay líderes en la lucha. Desde el 2 de septiembre hasta el 8 de septiembre en Colombia se celebra la Semana por la Paz, en la que con una serie de encuentros académicos y artísticos en toda Colombia se busca llevar el mensaje: “HAY VIDA, HAY ESPERANZA”

El 5 de septiembre se llevó a cabo la séptima versión del Premio Nacional a la Defensa de los Derechos Humanos en Colombia, una ceremonia organizada por Diakonia y la Iglesia Sueca que da el mensaje “ la defensa de los derechos humanos es una actividad legítima y necesaria para cualquier democracia” y que enaltece la labor de hombres, mujeres, procesos, organizaciones y ONG’s.

En esta edición se realizó un homenaje en memoria de Jesús Maria Valle a los 20 años de su asesinato. Jesús Maria fue abogado y defensor de los derechos humanos oriundo de Ituango, Antioquia, denunció conexiones entre grupos paramilitares y el Ejército. Fue asesinado el 27 de febrero de 1998 en Medellín, este año el crimen fue declarado de lesa humanidad por la Corte Suprema de Justicia.

enter image description here

En esta premiación se dieron 4 reconocimientos en los que se entregaron 4 piezas con el tejido ancestral del pueblo indígena Catmenzá/ Alto Putumayo hechos por el artesano William Chicunque.

Defensor del año que lo recibió Germán Graciano Posso, un miembro del Consejo Interno de la Comunidad de Paz de San José de Apartado en el Urabá Antioqueño. Germán trabaja por la defensa del territorio y la mejora de la calidad de vida de su comunidad en un territorio que busca resistir y defender su derecho a la vida a pesar del miedo.

Experiencia o proceso colectivo del año. Nivel proceso social comunitario, recibido por la Junta de Gobierno del Consejo Comunitario de la Comunidad Negra/Afrodescendiente de Alto Mira y Frontera; que lucha en Tumaco (Nariño) por generar un territorio sostenible, libre de cultivos ilícitos y grupos armados.

Experiencia o proceso colectivo del año. Nivel ONG, colectivo u ONG acompañantes, recibido por el Movimiento Ríos Vivos, una organización socio-ambiental de la que hacen parte 15 organizaciones del occidente, norte y bajo Cauca en Antioquia. Su mayor lucha ha sido en contra del megaproyecto Hidroituango que no respetó los derechos de las víctimas de Ituango y que ocasiona desplazamientos de la comunidad que vivía del río.

Reconocimiento “A TODA UNA VIDA”. Recibido por Maria Ligia Chaverra, una lideresa comunitaria del Chocó que representa a la organización Zona Humanitaria Las Camelias y que desde 1999 lucha en contra de violaciones a los derechos humanos cometidas por grupos armados y organizaciones relacionadas.

Tanto las organizaciones ganadoras como las nominadas han sido amenazadas y se ha atentado contra la vida de muchos de sus miembros. De la organización Movimiento Ríos Vivos este año han sido asesinados dos líderes (Hugo Albeiro George Pérez y Luis Alberto Torres Montoya). De Junta de Gobierno del Consejo Comunitario de la Comunidad Negra/Afrodescendiente de Alto Mira y Frontera han sido asesinados varios de sus miembros; actualmente exigen la libertad de Sara Liliana Quiñonez y Tulia Valencia, quienes fueron arrestadas sin causa.

Sus derechos, su vida y su lucha no se les ha sido respetada, pero el mensaje que da María Ligia Chaverra en su discurso es: “Desde 1999 estoy en esta lucha y todavía no me canso. Seguiré luchando”.

enter image description here